Las mujeres dominan el trabajo y la casa

La mujer de hoy es una mujer de negocios, juega al fútbol y opina con seguridad. Además, las mujeres trabajadoras se ocupan también en solitario de la casa y, si la tienen, de la familia. Hace 50 años la situación era muy diferente. Pero aún hay mucho que hacer respecto a al igualdad, también en el ámbito laboral. Las mujeres suelen cobrar de media un 20 % menos que cualquier hombre igual de cualificado. Las diferencias de salario se dan a nivel mundial y están arraigadas en los antiguos roles de género.

Las mujeres en la universidad.

El número de mujeres en la universidad ha aumentado en las últimas décadas. Desde el año 2000, el número de hombres y mujeres estudiantes está equiparado. La diferencia persiste en la elección de carreras. En las carreras técnicas y de ciencias, suele haber más hombres que mujeres. De la misma manera, en las carreras de humanidades y ciencias sociales, psicología y las carreras lingüísticas, la presencia de mujeres es mayor. Esto puede deberse a la diferencia de intereses y predisposiciones, o a que muchas mujeres no se atreven de forma subconsciente a entrometerse en un supuesto ámbito masculino, porque no creen ser lo suficientemente buenas.

DATO CURIOSO

Si se va con la intención de no conseguir lo que se proponga, pero se intenta igualmente, lo más seguro es que no se consiga. Esto demostró Claude Steele en el año 1999 con un experimento. Él y su grupo de Stanford propusieron una serie de problemas matemáticos a hombres y mujeres. Si presentaban la prueba sin ningún comentario previo, los hombres obtenían mejores resultados. Para demostrar la influencia de los prejuicios, les indicaron a los participantes que “era sabido que los hombres resolvían mejor problemas matemáticos complejos que las mujeres”. Los consiguientes resultados demostraron el efecto del prejuicio.

Tras eso, cambiaron de táctica e indicaron a un grupo de participantes diferentes que no había diferencias de género en relación con la resolución de problemas matemáticos. Los resultados también cambiaron: tanto hombres como mujeres obtuvieron los mismos resultados.

En Marburg hicieron el experimento a la inversa e indicaron a todos los participantes que las mujeres resolvían mejor problemas matemáticos que los hombres. El resultado fue sorprendente, ya que los hombres obtuvieron incluso mejores resultados. Al parecer se lo tomaron como un reto y se esmeraron mucho más.

¿Qué queremos decir con esto? ¡La fe mueve montañas!

Por cierto, el acceso de la mujer al mundo laboral es bastante reciente: Hasta 1977, el hombre podía negarle por ley a su mujer que fuera a trabajar. Que las mujeres puedan elegir libremente sus puestos de trabajo fue un gran paso para los derechos de la mujer.

En S&you apoyamos la igualdad de género y de posibilidades. Apoyamos tanto a hombres como a mujeres de la misma manera para que puedan lograr sus objetivos profesionales y estamos a su disposición para cualquier duda o pregunta.

El experimento matemático

Si se va con la intención de no conseguir lo que se proponga, pero se intenta igualmente, lo más seguro es que no se consiga.

S&you Frau

Eche un vistazo a otros temas